Argumentando a favor de las vacunas primarias

Foto: Antoinette Schrauwen

El veterinario Gerrit Kampman aboga firmemente por las vacunas primarias para todos los caballos jóvenes en los corrales de cría de potros. El veterinario Gerrit Kampman ha notado que recientemente se está prestando mucha más atención al diagnóstico de caballos jóvenes en los corrales de cría: “Cuando uno de los animales en el corral de cría de potros tiene secreción nasal, ahora es mucho más probable que realicemos exámenes con hisopos nasales, sangre y excrementos, generalmente a petición de los propietarios. Esta es una forma de establecer el tipo de infección que ha contraído el caballo. Luego, podemos comenzar el tratamiento y, si es necesario, tomar medidas precisas para evitar la propagación de infecciones contagiosas.

Kampman explica que en el pasado todas las partes involucradas, veterinarios, propietarios de pastizales y propietarios de caballos, consideraban inevitable que los animales jóvenes se enfermaran de vez en cuando. Al igual que los niños pequeños, los caballos jóvenes tenían que, por así decirlo, pasar por ciertos “problemas iniciales” para crear resistencia y anticuerpos. Todas las partes consideraban la muerte ocasional de un caballo como resultado de una enfermedad infecciosa como un riesgo comercial normal. Pero los tiempos han cambiado, el bienestar equino ocupa un lugar destacado en la agenda social y los propietarios de caballos, gracias a toda la información disponible en Internet y las redes sociales, están mucho mejor informados y también se han vuelto más asertivos. El considera que esto es un avance positivo: “Es bueno mirar más allá de las cifras como tales. Los veterinarios suelen hablar de las «pérdidas» que pueden causar enfermedades infecciosas como estrangulamientos o rinoneumonitis en un grupo de animales, es decir, el porcentaje de animales que potencialmente pueden morir a causa de una infección. En esta época, creo que tenemos que reconsiderar las palabras que usamos en estos casos. Cuando los criadores confían su “orgullo y alegría” a los corrales de cría de potros y su potro se encuentra entre estas “pérdidas”, entonces eso puede significar una pérdida del 100% para ese criador. “Por lo tanto, Kampman defiende la administración de vacunas primarias, por ejemplo, para la influenza, tétanos, rinoneumonitis y estrangulamientos a todos los animales jóvenes que van a los corrales de cría de potrillos: “A veces me horroriza la cantidad de caballos que reciben sus primeras vacunas tan pronto como comienzan a ser montados, lo que significa que ya tienen 3 y 4 años. Es evidente que las vacunas primarias no descartan por completo las enfermedades infecciosas en los caballos jóvenes, pero los caballos vacunados se enferman mucho menos si contraen una enfermedad”.