Boet 516: un semental atractivo y con excelente movimiento

Rara vez una estrella de la Inspección Central levantó tanto polvo como lo hizo Boet 516 (Jouwe 485 x Uldrik 457) aprobado en 2019. No por su exterior fino, excelente movimiento y carácter confiable, sino porque tiene un rugido, lo que conlleva riesgos para la cría.

El Pedigree 54 es pequeño y poco conocido. Este pedigrí comienza con Marie B-Book (Danilo 137) y en cuanto a la línea de la madre de Boet 516, continúa con la Estrella Preferent Vaily (Nammele 147). Esta yegua Vaily, nacida en 1939, tuvo siete descendientes. Cinco de sus hijas tienen el predicado de Estrella y una de ellas es la Estrella Cathrijn (Murk 194). Que es madre de dos yeguas con Libro de Registro, una de ellas Yfje (Ulrig 204). Yfje dio a luz a catorce descendientes deslumbrantes, dos de los cuales llegaron a Estrella Preferent. El más influyente de ellos es la Estrella Preferent Sofie, nacida en 1978 (Wessel 237). Pertenece a la cuarta generación del pedigree 54 y fue criada por el difunto J. Ellens de Eastermar. Su hija la Estrella Akke E. (Reitse 272) nació en 1992 y tuvo cuatro descendientes, y la mayor obtuvo el predicado Estrella: Silke J. (Fetse 349). El propietario de Silke, HJ Braspenning, la emparejó con Sytse 385. “Porque no había una selección muy amplia de sementales y Sytse 385 tenía sangre relativamente libre de consanguinidad”. El resultado de esta combinación fue la Estrella Prefernt Imkje van de Heikant, nacida en 2002 y abuela de Boet 516. “Llevé a la Inspección a Imkje cuando tenía 3 años, pero solo se mantuvo como yegua con Libro de Registro. Después de eso, la vendí a Jan Folmer, quien de nuevo la vendió a Van de Ven en Vinkel. Un año después logró conseguir el predicado Estrella. Hasta donde yo sé, él ha tenido muy buenos resultados de reproducción con ella”. Es cierto que hasta ahora Van de Ven ha criado diez potros de Imkje. Cuatro de ellos son Estrella y la hicieron Preferent; incluyendo el Estrella Ypke Ven (Bartele 472) quien fue seleccionado para la Inspección Central en 2018. Cuando llegaron las licencias de sementales, para sementales como Matthys 504 (Norbert 444) y Teun 505 (Bartele 472), Ypke Ven no tuvo tanta suerte. Había mostrado un progreso insuficiente en su forma de moverse y flexibilidad. Que son exactamente las cualidades en las que se destacaría su primo Boet 516 tan solo un año después.
Sin embargo, no pasaría mucho tiempo antes de que Van de Ven fuera el feliz dueño de un semental aprobado.

Personalidad Dulce

Van de Ven describe a Imkje como una yegua grande y algo clásica con un carácter muy dulce. “Como tengo una discapacidad para caminar, dejo que mis caballos caminen libres cuando los traigo del campo. Imkje es la que siempre se queda en la entrada de los establos hasta que yo llego”. En 2011 la cruzo con Uldrik 457 (Dries 421), pero fue algo que no se hizo mediante los procedimientos de rutina. “Quería mucho a Uldrik 457 porque pensé que era un semental hermoso. Pero para entonces estaba completamente reservado. Luego, en un espectáculo de sementales, conocí a una mujer que había reservado a Uldrik 457 pero no obstante ella había vendido su yegua. Así que ella me hizo el favor y me dio su reserva del semental. Un año después nació Nynke Ven, que más tarde se convertiría en madre de Boet 516.
En el informe de la mama de Boet 516, Nynke, que entonces tenía 7 años, se describe de la siguiente manera: “Exuda un tipo de cría, con líneas largas y de patas altas. Tiene una cabeza un poco larga y expresiva. Con su cuello largo, la yegua muestra mucho frente y tiene abundantes plumas. La conexión cabeza-cuello es ligera. La cruz está bien desarrollada y fluye suavemente hacia la espalda. La fuerza de la línea superior es satisfactoria, pero necesita desarrollar un poco más de musculatura. La grupa larga debería ser un poco menos empinada. Debido a sus largas patas la forma de su cuerpo es horizontal. La yegua tiene una conformación de manos y patas limpio y firme. Los posteriores tienen un pequeño ángulo. La mano delantera está ligeramente hacia afuera pero colocada correctamente debajo de su cuerpo. Nynke Ven tiene un paso largo y bueno a través de su cuerpo y con muy buen ritmo. El trote tiene buen alcance con una fuerza satisfactoria en el uso del posterior, pero carece levemente de empuje”.

La Estrella de la prueba

Las actuaciones de Boet 516 fueron excelentes y le valieron el título de estrella del Examen Central de 2019. Con puntuaciones de 84,5 en la prueba bajo la silla, 87,5 en la prueba de conducción y 82,5 en la prueba de espectáculo de conducción, demostró tener un gran talento para todas las disciplinas. “En uso, Boet 516 es el Frisón ideal. Tiene un paso súper bueno, un trote muy fino, tiene un buen galope y mucha flexibilidad y equilibrio”, como resumió Herman Smit, miembro del Jurado de Performance. En términos de exterior, Boet 516 es un semental muy típico de la raza con un gran frente. Su conformación es correcta pero ligeramente cuesta abajo. La calidad del trabajo de campo es firme y limpio de forma satisfactoria. La postura de las manos es correcta, las patas están un poco inclinadas. En términos de carácter, es muy agradable trabajar con este joven semental y es muy fiable. El consejo del jurado de actuación es utilizar a Boet 516 con “yeguas que necesitan mejorar el tipo de reproducción, el paso y los movimientos, y que tienen una conformación corporal satisfactoria cuesta arriba”. Esperamos con impaciencia las actuaciones de su descendencia este año y los próximos años.

Rugido

En el transcurso de la Inspección Central Boet 515 fue diagnosticado con rugidos. Se trata de una parálisis de una o ambas cuerdas vocales. Y suele manifestarse de forma audible o en forma de un silbido durante el ejercicio. El tipo de rugido más común es el hereditario, pero también puede haber otras causas, como estrangulamientos o un resfriado severo. Debido a que están involucrados múltiples genes, el grado hereditario del rugido es un asunto complejo. Por lo tanto, es difícil predecir cuáles son las posibilidades de que cualquier descendiente se vea afectado por el mismo trastorno. A pesar de la presencia de rugidos, el Jurado de la Inspección de Sementales decidió aprobar a Boet 516 en base a su exterior y actuaciones excepcionalmente positivas. Sin embargo, el jurado enfatiza a los criadores que existe un mayor riesgo de rugir en su descendencia. La KFPS espera poder determinar el grado de rugido en la descendencia de este semental mediante el examen de la descendencia a través del alcance (exámenes de garganta) y comparar los resultados con un grupo de control.

Artículo anteriorKFPS nombra a Marijke Akkerman como directora en funciones
Artículo siguienteJinete ambiciosa de Suecia