Cerrando la brecha

Este año, la reunión del Consejo de Miembros se realizó dos meses antes de lo habitual. Por supuesto manteniendo la distancia adecuada entre sí, de 1½ metros para ser precisos. Esta distancia también se sintió en el aspecto emocional. El reporte sobre Boet 516 ha sido una preocupación para muchos criadores, para el Consejo de Miembros, el Equipo de Gestión (MT), así como paran la Junta. Preguntas, discusiones, exasperación; ya que desde la aprobación del semental ha habido mucha conmoción. Después de todas las conversaciones que ya se han tenido, de ir de lugar de un lado al otro, la reunión del Consejo de Miembros a principios de julio fue el momento adecuado para hacer un balance.
Una cosa está clara. La decisión de aprobar al semental no puede ser revocada, aunque eso hubiera sido apropiado desde un ángulo técnico de la raza. El jurado funcionó de manera autónoma y correcta de acuerdo con el Reglamento. La Junta monitorea con énfasis en los Reglamentos y Estatutos, y el Consejo de Miembros reacciona desde el punto de vista del objetivo de mejoramiento y ha instado fuertemente en desarrollar un plan de acción integral. Ese plan se ha convertido en un hecho gracias a la persistencia del Consejo de Miembros, que ha estado actuado de manera muy proactiva.

El recorrido de la selección de los sementales será monitoreado con mayor amplitud. El MT y la Junta estarán involucrados en los momentos cruciales de la toma de decisiones durante la trayectoria. Los miembros del Jurado informan al MT y, en caso de cualquier resultado controvertido, el triángulo del MT, el Jurado y la Junta se reunirán y abordarán el problema juntos, lo que incluye buscar el asesoramiento de partes externas si es necesario. La decisión se tomará solo después de que este proceso se haya completado. Este procedimiento entrará en vigor al comienzo de la Inspección Central, misma que está agendada para el próximo otoño. La descendencia de Boet 516 será monitoreada por un período prolongado. Los resultados serán analizados con varios expertos y comunicados de manera transparente. Ahora, el rugido va a contextualizarse más fuertemente en el Reglamento de la Inspección de Sementales, y el Jurado de Inspección de Sementales será revisado en términos de composición y número de jueces, mientras que la comunicación también deberá ser más rápida y exhaustiva. Esto garantizará que todos obtengan la misma información sobre la base de la cual podrán planificar su propio curso de cría.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos concluir que hemos trabajado duro en todos los frentes para mejorar toda la trayectoria. Todo esto se hizo con el debido respeto ara todos y se llevó a cabo en una reunión abierta y constructiva. Las fricciones y las emociones son parte de esto, pero siempre debemos respetar el Código de Conducta que hemos acordado dentro de la KFPS. Así es como podemos cerrar la brecha emocional, porque al final todos tenemos el mismo objetivo: un caballo Frisón sano, hermoso y atlético.

Wiebe Wieling
Presidente de la KFPS