El establo Wettersicht continúa con la línea de cría Fjildsicht

Foto: Johanna Faber

Wietse y Grietje Wijbenga han decidido entregar su exitoso semental de cría Fjildsicht que produjo a Feitse 293, Tsjalle 454, Thorben 466 y muchas yeguas Preferent. La línea Fjildsicht continuará con toda su fuerza bajo los auspicios de Gert van Dijkhuizen y Margriet Griffioen de los establos fan Wettersicht.

La línea Fjildsicht (pedigree 70) es uno de los sementales de cría más impresionantes en la cría de caballos Frisones. Una línea de yeguas que fue construida a través de tres generaciones sucesivas de la Familia Wijbenga en un lapso de tiempo de más de 70 años. De esta línea nacen dos sementales Preferent de primera clase: Feitse 293 (Jochem 259) y Tsjalle 454 (Mintse 384). Tsjalle 454 y Thorben 466 (Ielke 382) también fueron criados por la tercera generación.

La familia Wijbenga: Wietse (66) y Grietje (64). Ahora, después de todos estos años, han decidido dejar de hacerlo. “Es una buena decisión”, nos dice Grietje. El establo de Veenwouden con el nombre de Fjildsicht se vendió a finales del año pasado y seis caballos han encontrado nuevos hogares. Wietse y Grietje no tienen sucesor, pero aún se han asegurado de que la cría de Fjildsicht continúe de la misma manera y bajo su propio nombre. Por eso tenemos que agradecer a Gert van Dijkhuizen y Margriet Griffioen de los establos fan Wettersicht en Follega. Desde que compraron el potro de un año Esoca Fjildsicht en el 2010 (Harmen 424), siempre han apreciado la línea Fjildsicht y ellos mismos, se reproducen exclusivamente con esta línea de yegua. Gert: “Intentamos continuar con lo que empezaron Wietse y Grietje. En ese entonces les compré a Esoca para comenzar mi cría. Hasta el día de hoy eso ha funcionado bien y nuestro momento cumbre fue la aprobación de su hijo Tymen 503 (Tsjalle 454) en el 2018. Y estamos muy agradecidos por eso. Cada nuevo día, Margriet y yo nos esforzamos por llevar esa antigua sangre de su cría adelante en el tiempo y llevarla a un nivel más alto. “Esa” antigua sangre de la línea Fjildsicht se remonta a 1948. La época en que el abuelo de Wietse compró la Yegua Frisona de 3 años Esoca (Plutus 156) de un año para el trabajo en la granja. Le tomó mucho tiempo que quedara cargada, pero finalmente lo logró y cuando ella tenía doce años, un año después dio a luz al potro Model Preferent Ankje (Noldus 198). Esta yegua vivió hasta los 27 años y durante su vida fue muy elegante y animada. Ella es vista como la madre y fundadora de la línea Fjildsicht. Wietse: “Todo se remonta a ella”. Ankje fue utilizada para el trabajo agrícola, y ganó montones de premios en los deportes de conducción de espectáculos y produjo once crías. Sus dos hijas mayores Preferent son madres de sementales. Germ y Tineke Bouma criaron el semental Teake 273 (Fokke 217) de su hija la Estrella Preferent Wietske (Noldus 198). Gouke y Aukje Wijbenga, los padres de Wietse, obtuvieron grandes éxitos con la Joya de Corona la Estrella Preferent Lysebet Star (Bjinse 241). Esta yegua doble Preferent ganó la mayor parte de su fama gracias a su hijo el Preferent Feitse 293, y también tiene tres hijas Preferentes.

A través de su hija, la Estrella Preferent Teatske fan Fjildsicht (Jillis 301), la más influyente sería la Estrella Liskje van Fjildsicht (Tamme 276), que nació en 1986. Teatske nació en 1990 y marcó el inicio de la cría de Wietse y Grietje Wijbenga.
Hay pocas personas con tanta pasión y compromiso por el caballo Frisón como Gert y Margriet. No importa si es la “Fryske Quadrille o The Storm Rider o el Boerenbruiloft” o un recorrido social en un trineo de caballos, nada es demasiado en lo que respecta a los caballos Frisones. “Mirar caballos Frisones me produce de sentimiento de gran felicidad”, explica Margriet. “Además me encanta la comunidad que rodea al caballo Frisón. Porque son todas esas personas con las que puedes compartir esos mismos sentimientos y eso te da una conexión”. “Es esa pasión por el caballo Frisón y la cultura de la que formamos parte lo que nos da tanta energía”, añade Gert. “Aunque no somos verdaderos Frisos, hacemos todo lo posible para preservar todo eso y transmitirlo a las generaciones futuras”. “Nuestro objetivo es criar caballos con clase, expresivos, trabajadores y con un fuerte uso de los posteriores”, continúa Gert. Es por estas cualidades por las que son famosos los caballos de la línea Fjildsicht. Gert y Wietse enfatizan la gran importancia de un posterior fuerte. Wietse: “Eso es algo que nunca debes perder de vista porque se pierde muy fácilmente. Para una yegua con un posterior fuerte, debes elegir un semental que también lo tenga. ¡Tienes que ir por más y más! “De eso se trata también la fusión entre la cría Fjildsicht- y Wettersicht: más tiempo para el desarrollo. Quizás la maravillosa historia de Wietse y Grietje & Gert y Margriet pueda inspirar a otros criadores a hacer lo mismo cuando descubran que ha llegado el momento de detenerse después de muchos años de cría, y que tampoco tengan sucesores.