No es un año perdido

Para muchas disciplinas deportivas 2020 representa un año perdido, y desde una perspectiva económica, el año ha sido desastroso para muchos sectores empresariales. Visto desde esa perspectiva, la selección de las pautas para el sector ecuestre no fue demasiado irreconciliable, después de todo. Al menos cuando pensamos en la cría. Tal vez tuvimos un poco de suerte, porque la hoja de ruta para levantar pautas no siempre parece tan sencilla.
Por otro lado, el sector ecuestre se acercó rápidamente al gobierno y su conversación demostró ser exitosa. Y a la vez también se trata de ser creativos frente a las circunstancias dadas. Por ejemplo las inspecciones en ubicaciones determinadas y las pruebas de aptitud con protocolos ajustados. Gracias a esto las actividades de cría nunca se detuvieron dentro de la KFPS. También tenemos que agradecer a los establos de capacitación y a los participantes por su cooperación y tolerancia en esto. Todo esto sin duda contribuirá a la respuesta positiva constante en relación con el número de servicios de monta y el comercio. En cooperación con los capítulos de cría, las inspecciones de potros comenzarán nuevamente este fin de semana. Que toda esta situación haya tenido un impacto en el aspecto social se explica por sí misma.
Pero también ha habido ventajas. Gracias a la transmisión en vivo, las inspecciones se hicieron más populares entre un mayor número de seguidores como nunca antes. Es especialmente agradable ver que las inspecciones fueron seguidas por un número notable de criadores de otras partes del planeta. Estas presentaciones demostraron ser una ventaja adicional como material valioso para las sesiones de estandarización para el cuerpo del Jurado, que se han estado llevando a cabo durante la temporada de inspección, y también para una competencia de evaluación en línea adecuada para los miembros.
También hay preocupaciones. En términos del deporte, el sector ecuestre se encontró en el lado equivocado de lo que está y lo que no está permitido. El Libro de Registro comparte la molestia de los KNHS con  respecto a esto. Porque, de hecho, se pueden organizar muchos elementos dentro de la regla de la sana distancia de 1 metro y medio, sin ningún problema.
Además, se canceló una parte considerable de las inspecciones en el extranjero, una de ellas la mayor gira de inspección, la de los Estados Unidos. Una gran decepción para los criadores que fueron afectados por esto. Este año, pensar en este tipo de escenarios se ha convertido en una situación anormal y eso no se detendrá hasta después del 1 de Septiembre. Nadie sabe cómo será la situación el segundo fin de semana de Enero del próximo año, pero es algo que no deja de dar vueltas en la mente de muchos criadores. Es más una cuestión de esperar que todo haya vuelto a la normalidad para entonces. Lo viejo a lo cual estábamos acostumbrados con algún toque nuevo aquí y allá, podría ser.
En cualquier caso, al estar juntos nos hemos asegurado de que éste definitivamente no sea un año perdido.