Potros Independientes

22 de agosto de 2020

Es muy importante que un potro tenga un compañero con quien crecer. Durante todo el verano los potros han estado en el campo con sus madres. El otoño es el momento en que son separados de sus madres y tienen que empezar a cuidarse. El proceso completo de destete es una fase importante en la vida de un potro. La veterinaria Annemiek Oomen ofrece algunos consejos sobre la mejor manera de abordar este proceso de destete.

Seis meses

Los potros todavía beben mucho de las madres. Cuando el potro crece un poco y también comienza a pastar, la lactancia se vuelve menos frecuente y se vuelven menos dependientes de sus madres. Las opiniones difieren sobre la edad ideal para la separación permanente del potro de la madre. Generalmente, las personas se adhieren a una edad mínima de cuatro meses, pero para el desarrollo del potro es mejor dejarlo con la yegua durante al menos seis meses. Las yeguas que viven en un hábitat natural dejarán de amamantar a sus potros cuando tengan entre seis y doce meses de edad, especialmente cuando la yegua esté cargada nuevamente.

Destete gradual

El destete se puede realizar de forma abrupta o gradual. La separación brusca de la yegua y el potro genera mucho estrés, lo que podría desencadenar el desarrollo de úlceras de estómago o un comportamiento desfavorable en el potro. Además, deja a la yegua más propensa a las infecciones de las ubres (mastitis). El destete gradual se puede realizar separando a la madre y al potro durante un breve período de tiempo, por ejemplo, poniendo al potro en un establo contiguo. El tiempo de separación puede aumentarse gradualmente hasta que se puedan mantener separados durante toda la noche. Es necesario darle al potro un compañero para que no esté solo. Para asegurarse de que el potro no pierda la condición y para cumplir con los requisitos de proteínas del potro, es aconsejable alimentarlo con algunos cubos para  potros. Obviamente, los potros siempre deben tener acceso a suficientes alimentos con fibra.

Busca consejo

Annemiek Oomen enfatiza que los potros recién destetados deben ser monitoreados de cerca. Las úlceras de estómago en los potros son bastante comunes. Los cambios repentinos e importantes en los regímenes de alimentación y el estrés, como el destete abrupto, aumentan el riesgo de úlceras estomacales. Cuando un potro comienza a salivar, rechinar los dientes, beber con poca frecuencia o con frecuencia se acuesta, eso podría ser un indicio de úlceras estomacales. En ese caso, es importante traer a un veterinario para que te pueda asesorar sobre el manejo y el apoyo médico.

La veterinaria Annemiek Oomen completó sus estudios en la Facultad de Veterinaria de Gante (Bélgica). Después de una pasantía en Emmeloord, trabajó como veterinaria equina en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Utrecht durante un período de ocho años. Desde hace cinco años, Annemiek trabaja en la Clínica Animal Den Ham, donde realiza numerosas intervenciones quirúrgicas.