Ultrasonido «divertido» en caballos

De beste periode om een rectale echo, vergelijkbaar met het scannen voor ovulatie, te maken is als het ongeboren veulen ongeveer 70 dagen oud is.

14 de marzo del 2021

El mejor momento para hacer una ecografía rectal, similar a la exploración de la ovulación, es cuando el feto tiene unos 70 días de gestacion.

14 de marzo del 2021

Un día, un curioso criador  llevó a su yegua Frisona a la clínica equina del veterinario Matthijs van Waart, De Drie Hoeves, en Willemsoord, Overijssel. La yegua estaba por parir y el criador estaba muy ansioso por saber si su yegua llevaba una potra o un potro. Van Waart afirma: “En los caballos es técnicamente posible determinar el sexo del potro por nacer. El propietario de la yegua Frisona tenía un posible comprador en Estados Unidos para su yegua preñada. Y el potencial nuevo propietario  quería saber si la yegua que pretendía comprar le daría una potra o un potro, porque indicaba que prefería una potranca”.

Examen de ultrasonido

El sexo del potro por nacer se puede determinar mediante un examen genético o mediante la realización de una ecografía. Cuando el potro es expulsado de la yegua en una etapa temprana, el examen genético permite determinar si se trata de un embrión masculino o femenino. En el caso de esta yegua Frisona,  Matthijs estableció el sexo del potro mediante ecografía. Según Van Waart, esto se puede hacer en diferentes etapas de la gestación, si la calidad del equipo es suficientemente bueno.

70 dias

Explica Matthijs: “El mejor período para realizar una ecografía rectal, comparable a la exploración de la ovulación, es cuando el feto tiene unos 70 días de gestación. Cuando el potro está en una posición favorable, lo que significa que el ombligo y las patas traseras pueden verse claramente, es posible establecer el sexo del potro. La fiabilidad de la determinación del sexo sobre la base de la ecografía depende de la calidad del equipo de ecografía y de la pericia y la experiencia del veterinario que realiza la ecografía”.

¡Pastel!

Matthijs van Waart le dijo al dueño de la yegua Frisona que la confiabilidad del examen de ultrasonido puede fluctuar entre el 75 y el 95%: “No pudo darle al comprador extranjero un 100% de certeza. Esto más o menos implica que este tipo de ecografía debe considerarse una especie de ecografía “divertida”. La ecografía que le realicé a la yegua Frisona me dio la impresión de que estaba embarazada de una potra. El feliz dueño estaba eufórico y  ofreció invitarme un pastel si mi predicción resultaba ser correcta. La yegua viajó al extranjero a Estados Unidos y meses después el dueño vino a tomar una taza de café. Y había traído un delicioso pastel con él”.

Puedes leer la historia completa de la vida real del veterinario Matthijs van Waart en la edición de la revista  Phryso del mes de abril.

 

 

 

El diagrama de arriba muestra una clara diferencia entre una potra y un potro . Al resaltar la cola, la parte superior de las patas y el ombligo, también aparece el tubérculo genital, la etapa de desarrollo temprano del clítoris y el pene. En una potra, el tubérculo está situado entre la cola y la parte superior de las patas y en un potro  esta estructura se puede ver entre la parte superior de las patas y el ombligo.